5 errores que cometes con tu freidora de aire y no sabías

  • 3 lectura mínima

5 errores que cometes con tu freidora de aire y no sabías

Estás feliz, radiante, entusiasmado. Por fin compraste esa freidora de aire que tanto querías y ya la tienes en tus manos. Sí, finalmente llegó el momento: vas a utilizarla por primera vez y comprobarás por qué son tan populares. 

Quieres hacer papitas, postres, pollo, carnes... ¡de todo! Tu imaginación vuela a mil por hora y no quieres esperar más para preparar esas  recetas tan deliciosas que has visto en redes sociales.

Y es que una freidora de aire es el elemento ideal para  cocinar rico y saludable, ya que te permite reducir el aceite utilizado en tus preparaciones hasta en un 85%, sin perder esas texturas que tanto te gustan.

Pero, ¡alto ahí! Antes de que comiences a utilizarla, presta atención al siguiente  post, ya que te contaremos cuáles son las faltas más comunes que cometen los usuarios de freidoras, para que tú no hagas lo mismo y te evites esos malos ratos.

5 errores que cometes con tu freidora de aire y no sabías

  • No lavarla

Lo sabemos: en este mundo hay pocas personas a las que les guste lavar platos y utensilios; sin embargo,  limpiar correctamente tu freidora de aire después de utilizarla es imprescindible para asegurar su correcto funcionamiento. De lo contrario, comenzará a acumular suciedad, olores y sabores, y créenos cuando te decimos que no querrás comer papitas fritas con olor a pescado.

¡Ah! Y por si no sabías, el cesto de la  Mouvair Gourmet es apto para lavavajillas, así que no tendrás que preocuparte por lavarlo tú mismo.

  • Utilizar utensilios incorrectos

Otro error típico que cometen las personas al utilizar la freidora de aire es usar utensilios no aptos para ellas -como elementos de metal o esponjas no abrasivas-, lo que podría  rallar el cesto de tu equipo y provocar que los alimentos se peguen en él. Por eso, es muy importante que siempre utilices aparatos hechos de madera u otro material similar, con tal de evitar daños irreparables.

  • Llenar demasiado la cesta

Hemos invitado gente y queremos hacer muchas porciones de una sola vez, pero, contrario a lo que se piensa, esto no hará que el proceso sea más eficiente, ya que la comida no se cocinará de manera uniforme -porque el exceso de alimentos dentro del cesto produce que el aire no circule bien- y tendrás que hacerla de nuevo.

Por eso, te aconsejamos respetar la capacidad de la freidora y no sobre exigirle, ¡eso podría arruinar tu cena!

  • No precalentar la freidora

La freidora funciona de manera similar a un horno y, por ello, es importante precalentarla antes de poner ahí tus alimentos. Si no lo haces, tus preparaciones podrían quedar crujientes por fuera, pero crudas por dentro, y nadie quiere perder tiempo teniendo que calentar nuevamente. Recuerda: nunca es conveniente apresurarse cuando se trata de cocina.

  • No usar nada de aceite

Muchas personas tienen la creencia errónea de que la freidora de aire no necesita absolutamente nada de aceite, y eso no es cierto. Para que algunos alimentos te queden crujientes y sabrosos -como las papas, por ejemplo- necesitan recubrirlos con una cantidad mínima de aceite, pero ¡tranquilo! No utilizarás más de una cucharadita para lograr esa consistencia perfecta que tanto te gusta. En la vida no hay que ser tan rígidos: un poquito de aceite no arruinará lo saludable de tu receta.

Si quieres enterarte de cuáles son los 5 mitos más comunes sobre una freidora de aire, haz click aquí.

Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

Busca lo que deseas