Qué es un horno freidora y para qué sirve

Qué es un horno freidora y para qué sirve

Cuando las primeras freidoras de aire aparecieron en el mercado latinoamericano, hace aproximadamente 10 años, rápidamente ganaron un terreno sólido y contundente. Y es que vinieron a suplir una necesidad que muchos usuarios tenían y no habían podido satisfacer: la de poder gozar alimentos "fritos" sin cantidades exageradas de aceite. 

De ahí en adelante, han aparecido otros electrodomésticos que apuntan a facilitar los quehaceres cotidianos y, además, a llevar una vida más sana, como ollas multifuncionales, vaporeras, yogurteras y muchos más.

De hecho, hace 2 años, aproximadamente, otro equipo similar llegó al mercado y comenzó a posicionarse paulatinamente en él: el horno freidora de aire. 

 Si bien su nombre se puede prestar para muchas confusiones, un horno freidora de aire es un electrodoméstico diferente a una freidora de aire, a pesar de que funcionen de manera similar.

Si quieres entender mejor en qué consiste este increíble y versátil equipo, sigue leyendo este post.

 

¿Qué es un horno freidora de aire?

Un horno freidora de aire -tal como su nombre lo indica-, es un horno de convección que contiene un potente ventilador que hace circular aire caliente a gran velocidad, repartiéndolo de manera uniforme por todo su interior, lo que genera que los alimentos se cocinen de manera rápida y con una capa crujiente, dando la sensación de que se hubiesen frito en aceite. 

Por lo general, los hornos freidoras tienen múltiples funciones preestablecidas, lo que te permite cocinar distintas y variadas recetas con tan solo presionar un botón, como papas fritas, queques, tortas, pizzas, pollo, camarones, pescados y muchas más. Lo mejor es que puedes disminuir el uso de aceite hasta en 99%, ya que no necesitas más que una cucharada para generar la crocancia deseada. 

 

¿En qué se diferencia un horno freidora de una freidora de aire?

Aunque cueste creerlo, hay muchas diferencias entre ambos electrodomésticos, como el tamaño y la versatilidad. Mientras que una freidora de aire promedio es de 5 litros, aproximadamente, un horno freidora es de 10 a 35 litros. 

Por esto, el horno es más versátil que la freidora, ya que en él puedes asar un pollo entero, hacer pizzas completas, tortas grandes y muchas otras preparaciones que en la freidora, debido a su capacidad, no podrías.

Además, el horno preparará tus alimentos más rápido que la freidora, ya que tiene un ventilador más grande y, por ende, más veloz. 

Eso sí, si eres de las personas apasionadas por el diseño, debes considerar que el horno es menos llamativo que la freidora, ya que su tamaño cuadrado y grande hace que estéticamente no sea tan atractivo.

En resumen, ambos equipos funcionan de manera excelente y te ayudan a llevar una vida más sana y simple; sin embargo, debes considerar algunos factores para decidir cuál se adecúa más a tu cotidianidad: ¿eres de los que cocinan para muchas o pocas personas? ¿Varías tus recetas o generalmente comes platos similares? ¿Te importa cómo se ven los electrodomésticos en tu cocinan o priorizas la funcionalidad?

Respondiendo esas preguntas, ya podrías empezar a tomar una decisión. En todo caso, sea cual sea el veredicto, créenos cuando te decimos que tener un dispositivo que cocina con aire caliente será una de las mejores inversiones de tu vida (¡sobre todo si consideras que el litro de aceite ya superó los $4.000!).

 

Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

Busca lo que deseas