New snacks on sale now for a limited time! Use code NEW for 15% off.

Conversando en Mouvair: Tips para una nutrición más balanceada

  • 5 lectura mínima

Conversando en Mouvair: Tips para una nutrición más balanceada

Antes de que llegara el COVID-19 a nuestras vidas, la población mundial ya estaba pasando por otra pandemia, pero una más silenciosa y, a largo plazo, más peligrosa: la de la obesidad.

Sin ir más lejos, este martes 3 de mayo, la  Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó que "el sobrepeso y la obesidad han alcanzado proporciones epidémicas en Europa", ya que uno de cada tres niños tiene un Índice de Masa Corporal (IMC) mayor al recomendado.

Y, lamentablemente, la situación en Chile no es muy diferente. Según el  Mapa Nutricional elaborado el 2020 por la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb), el 54% de los escolares padece obesidad y sobrepeso.

En este escenario, naturalmente uno se pregunta qué se puede hacer para revertir esta alarmante situación y, como en la mayoría de los casos los padres son los que proveen y educan a sus hijos, lo más lógico sería partir por cambiar los hábitos de ellos.  

Por eso, conversamos con  Javiera Salvador -médico cirujano con magíster en Nutrición Clínica Adultos de la Universidad de Chile, que acumula más de 23.8 mil seguidores en  Instagram- quien entregó algunos consejos para adoptar una nutrición más balanceada y cambiar, poco a poco, los hábitos alimenticios.

  • ¿Qué tan cierta es esta creencia de que es "demasiado caro" tener una dieta saludable en Chile?

La verdad es que está todo tan caro, que vivir ya es caro, pero, a la larga, la persona que come de manera saludable se ahorra muchísimo en salud y enfermarse en Chile es muy caro. Además, si uno lleva una  planificación semanal, se puede hacer un menú muy sano que no sea caro, porque, por ejemplo, lo más caro aquí son las carnes, entonces yo en mi casa preparo sí o sí una o dos veces a la semana legumbres y otro día alguna receta con huevos, entonces son tres días a la semana en que el menú es mucho más barato. Lo otro es evitar los desperdicios, hay mucha gente que bota comida, y yo compro lo justo para una o dos semanas, jamás boto verduras y, si se me están echando a perder, hago una sopa y las aprovecho. En realidad, hay formas de hacer que sea  comparable -en términos económicos- el comer sano a comer no tan sano.

  • ¿Cuáles dirían que son tus 3  tips para cambiar hábitos alimenticios?

El  tip número 1 es hacer actividad física, la que les guste. La gente pregunta qué es lo más efectivo, pero lo más importante es buscar una actividad que les guste, da lo mismo si no es tan efectiva en quema de grasa, pero debe  ser duradera en el tiempo, ya sea caminar, correr, subir cerros o nadar. En el fondo, hay que buscar la disciplina que se acomode a la vida de cada uno.

Lo segundo -y que a mí me ha funcionado un montón- es hacer una  planificación en algún momento de la semana. Yo me siento y, de acuerdo a lo que compré porque estaba barato o era de la estación, hago un menú semanal que me evita esto de la ansiedad y llegar a la hora de almuerzo y decir "qué hago ahora", porque ahí uno dice "ya, entonces, hago unos fideos, arroz o algo no tan elaborado que probablemente no incorpore verduras o cosas muy sanas", y por eso es súper importante la planificación.

Y, el último consejo, es  buscar el equilibrio, porque hay que gente que a veces dice "ya, hoy día me salí de dieta o de la manera en que me quiero alimentar y se arruinó todo", pero no debe ser así, hay que buscar el equilibrio y, si un día comimos de más, al día siguiente hay que retomar la rutina y comer alimentos más sanos. Al final, es importante tener un equilibrio en nuestra salud mental. 

  • ¿Por qué crees que, últimamente, las freidoras de aire se han popularizado tanto en Chile?

Yo creo que están muy de moda todas las máquinas que ayudan a hacerse la vida más fácil y que  nos simplifican la vida. En ese contexto, han salido millones de máquinas que hacen procesos que son tediosos para uno, que demandan tiempo o que ensucian, y ahí está el tema de la freidora de aire. Además, durante las últimas dos semanas  el precio del aceite en Chile se disparó, entonces las freidoras de aire se han hecho más populares aún.

También, está el tema de que  usar una freidora de aire es más saludable que freír, porque se usa menos aceite y hay recetas en donde puedes no usar aceite, y las grasas son el número uno en exceso de calorías, entonces, al evitar esas calorías con la freidora, de todas maneras  contribuye a que sea una comida más sana. 

  • ¿Crees que este tipo de electrodoméstico influye realmente en tener una vida más saludable?

Yo creo que depende de cómo se le mire, porque hay algunas recetas con estas máquinas que no son tan saludables, pero si lo tomamos como una forma de evitar el  delivery y cocinar más en la casa, de todas maneras que es más saludable; además,  nos ayuda a evitar los alimentos ultraprocesados. En realidad, hay muchas formas de usar estas máquinas que nos pueden  llevar a tener una vida más sana, porque es mucho más saludable la comida hecha en casa que comprada. Y, lo otro, es que  ahorra tiempo, entonces de repente está la máquina cocinando y yo estoy haciendo otra cosa, y si ahorro tiempo puedo destinar momentos para hacer  actividades al aire libre o hacer ejercicio, porque lo primero que saca uno de su rutina cuando no tiene tiempo es la actividad física o las cosas que son beneficiosas para uno.

  • ¿Por qué se ha potenciado esta creencia de que es tan malo consumir aceite?, ¿de qué manera afecta a nuestro cuerpo?

No es malo, de hecho, comer grasas es súper importante para nosotros los seres humanos a lo largo de todo el ciclo vital: para los niños, adultos y adultos mayores, pero el tema es el exceso y el otro tema es freír. Cuando uno fríe, el alimento absorbe mucha grasa, entonces queda con muchas  calorías que se podrían evitar mediante otros medios de cocción.

Además, cuando uno come grasas, estas se absorben prácticamente en un 100% y, cuando tenemos un nivel de actividad física importante o cuando estamos en crecimiento, se utilizan esas energías para eso; pero cuando somos más sedentarios o no tenemos un nivel de actividad física importante, si comemos calorías o aceite en exceso, se acumulará como tejido adiposo, así como se acumula el exceso de cualquier cosa, ya sean carbohidratos o algunas proteínas. En el fondo, es el exceso lo que lleva a acumular grasas.

  • Y, más allá de cambiar los métodos de cocción, ¿de qué otra forma podemos reducir el exceso de consumo de grasas? 

Lo principal es elegir comidas que contengan  grasas saludables, como paltas, frutos secos y aceite de oliva. Y, lo otro, es preferir alimentos y carnes más magras, porque hay cortes que son extra magros, y esos hay preferirlos antes que los que tienen mucha grasa. Por ejemplo, el salmón y el jurel son alimentos altos en grasas, pero grasas buenas, por eso es algo que recomiendo a mis pacientes comer una vez a la semana. 

Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

Busca lo que deseas