New snacks on sale now for a limited time! Use code NEW for 15% off.

Mejora tu calidad de vida: 5 consejos para comer más sano

  • 3 lectura mínima

Mejora tu calidad de vida: 5 consejos para comer más sano

Hay muchas razones de por qué las redes sociales pueden ser abrumadoras y, una de las principales, es por los estilos de vida que ahí vemos: personas levantándose a las 5 de la mañana para ir a trotar o al gimnasio, comiendo solo lechuga con pollo y tomando 3 litros de agua al día.

Sí, a muchos nos ha pasado. Queremos comenzar a  cambiar nuestros hábitos y nos angustiamos cuando entramos a Instagram y vemos que estamos tan lejos de la que pareciera ser la meta.

Pero, en la práctica, la cosa no debiese ser así y, de hecho, para que un cambio sea sostenible en el tiempo,  debe ser realista. Si no eres una persona deportista, no necesitas empezar de golpe y salir a trotar de  madrugada. Más bien, caminar media hora al día ya será  un gran avance que te acercará cada vez más a tus  objetivos

Otro de los errores típicos que cometemos al querer mejorar nuestra calidad de vida es no concebir al ser humano como un todo, ya que, en realidad,  nuestra mente y cuerpo están completamente conectados. Si comemos pesado, dormimos poco y somos sedentarios, estamos más expuestos a sufrir ansiedad, depresión y otros trastornos del ánimo. En cambio, si modificamos nuestra dieta, nos movemos un poco más y dormimos al menos 8 horas diarias, gozaremos de una mejor salud mental.

Como ves, es muy importante cuidar qué es lo que comemos, no solo por nuestro aspecto físico, sino que por nuestra  salud integral. Por eso, en  Mouvair te traemos 5 consejos fáciles para comenzar a comer más sano y cambiar, de una vez por todas, esos hábitos dañinos que nos perjudican incluso sin notarlo.

5 consejos para comer más sano

Si bien hay muchas maneras de comenzar a tener una dieta más saludable, nosotros te traemos los 5  tips que, a nuestro juicio, te facilitarán la tarea.

  • Mismas verduras, distintas formas

¿Te ha pasado que no te gusta la zanahoria cocida, pero sí rallada? Y es que muchas veces el problema no es la verdura en sí, sino que la forma en que la comemos. Por eso, te aconsejamos darle una segunda vuelta a esas verduras que crees que no te gustan, para que encuentres la manera de incorporarlas a tu día a día. Anímate, ¡hay muchas formas distintas de comer el mismo alimento!

  • Menos sal y azúcar

Como bien sabemos, todo exceso es malo, sobre todo si es de sal y azúcar. De hecho, sobrepasarte con la ingesta de estos alimentos puede afectar, a largo plazo, a distintos órganos e, incluso, causar enfermedades, como hipertensión y diabetes. Por eso, es imprescindible que regules su consumo y optes por otras alternativas, como sal baja en sodio o endulzantes naturales o artificiales, como la stevia o sucralosa.

  • Prefiere harinas integrales

Contrario a lo que se creía antiguamente, no es necesario eliminar el pan de tu dieta para ver cambios, pero sí te aconsejamos preferir el que está hecho de harina integral, ya que contiene más fibra y, por ende, le hará mejor a nuestro sistema digestivo. 

Y no solo el pan puede ser integral, sino que el arroz, las pastas y otras masas también. Atrévete a probar algo distinto y juega con las harinas integrales en la cocina, ¡no te decepcionarán!

  • Evita el exceso de grasas saturadas

Muchos de los alimentos ultraprocesados que consumimos a diario son altos en grasas vegetales refinadas -como aceite de palma, girasol o maíz- y eso, además de tener muchas calorías, también nos impedirá llevar una vida más sana. Por eso, es preferible optar siempre por alimentos que contengan grasas saludables, como el aceite de oliva, la palta, frutos secos y pescados. 

También, es importante disminuir la cantidad de aceite que utilizamos en la preparación de nuestras comidas y para ello la mejor forma de hacerlo es con una  freidora de aire, la que permitirá que nuestros alimentos queden igual de crujientes y deliciosos, sin la necesidad de usar aceite (o utilizando una pequeña cantidad).

  • Menos carnes, más legumbres

¿Te ha pasado que, luego de ir a un asado, sientes tu estómago muy pesado? Ese es el efecto de las carnes rojas en nuestro organismo, ya que, como nos cuesta digerirlas, el cuerpo está haciendo un esfuerzo muy grande y se cansa más rápido. Por eso, te recomendamos disminuir el consumo de estas carnes y aumentar el de legumbres, las que, además de ser altas en proteínas, pueden ser muy deliciosas y versátiles. 

 

Como habrás notado, cambiar hábitos no es tan difícil como vemos en las redes, pero lo importante es aprender a disfrutar el proceso y recordar que es  un día a la vez. 

Y, si buscas una ayuda extra y quieres revisar increíbles recetas sanas y fáciles en freidora de aire, haz click aquí y chequea todas las opciones que tenemos en nuestro blog, ¡te sorprenderá lo rico que puede ser llevar una dieta saludable!

Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

Busca lo que deseas